Víctimas de tragedias aéreas se unen contra la desidia oficial

Share this post

Tres organizaciones de víctimas de tragedias aéreas, entre ellas la AVJK5022 de las familias del avión de Spanair siniestrado en Barajas el 20 de agosto de 2008, han constituido la Federación Internacional de Víctimas de Accidentes Aéreos y Familias (FIVAAF). El objetivo de la federación, que nace con el deseo de unir a todas las asociaciones de víctimas de accidentes aéreos en el mundo, es ser reconocida ante los organismos internacionales y en especial ante la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) y plantar cara a un problema compartido: la ineficiencia de los estados cuando se produce una catástrofe aérea, mejorar la atención a las víctimas y avanzar en la cultura de la seguridad y la prevención de siniestros.

La federación define así sus objetivos: “poder influir en el desarrollo internacional de las regulaciones de asistencia a las víctimas de accidentes aéreos, de la aviación comercial del futuro, de la mejora de la seguridad operacional, de los derechos de los pasajeros y de la investigación oficial de los accidentes aéreos”.

Los miembros de la federación señalan problemas comunes dolorosamente compartidos por las víctimas de tragedias aéreas. “Las fases de toda tragedia aérea es similar al margen del lugar donde suceda y pueden resumirse en: la ineficiencia de las autoridades/Estados, la indolencia de las compañías aéreas, la indiferencia de la industria y las organizaciones internacionales y la voracidad de las compañías aseguradoras, que en algunos casos incluso benefician a su cuenta de resultados”.

Desde las trágicas experiencias vividas por cada uno de sus asociados, la federación aspira a hacer más visibles a las víctimas, “dar respuesta a las personas que sufran accidentes aéreos y garantizar que el progreso del sistema del transporte aéreo cuente con otra visión diferente y más humana que ayude a la seguridad operacional”. En memoria de las víctimas que han perdido la vida en siniestros aéreos, la nueva federación quiere contribuir “a una aviación comercial más segura en todos sus campos de actuación, incluido el más sensible, el de las personas”.

Pilar Vera, la indesmayable presidenta de la AVJK5022, liderará también esta federación internacional, que en su constitución ha reunido en Madrid como fundadores a representantes de Alemania (HIOP-447, que agrupa víctimas de la catástrofe del vuelo Río-París que se estrelló en el Atlántico en junio de 2009) y de Pakistán (ABlue202). Por su parte, Ulrich Von Jeinsen, de la HIOP-447 alemana, asumirá la secretaría general.

En el caso de España, el impulso de Pilar Vera al frente de la AVJK5022 se ha traducido en la aprobación de un protocolo de asistencia a las víctimas que trata de paliar algunos de los horrores vividos por las familias del avión de Spanair inmediatamente después del accidente, entre ellos la voracidad de bufetes de abogados que literalmente cayeron encima de los desolados parientes de las personas fallecidas incluso antes de que pudieran identificar los restos de sus seres queridos.

Share this post

No comments

Add yours