Víctimas del JK5022 se movilizan ante Mapfre en Las Palmas

Share this post

Representantes de una veintena de familias de las víctimas del vuelo JK5022 de Spanair han pasado la mañana de este martes concentradas ante la sede de Mapfre en Las Palmas de Gran Canaria en protesta por la suspensión de la vista previa que tenía que haberse celebrado hoy en en un juzgado de Madrid en relación con la reclamación civil planteada por 31 familias. Esta manifestación se produce apenas horas después de que los afectados fueran informados de la cancelación a última hora de la vista previa para saber si cabe la acumulación de todos los casos todavía abiertos en relación con la tragedia del avión de Spanair. Los afectados por esta suspensión, entre los que se encuentran madres que perdieron a todos sus hijos en el accidente, están indignados por lo que consideran una maniobra dilatoria de Mapfre aceptada por la Justicia. En el vídeo, las familias de las víctimas, desplegadas ante la sede de Mapfre en la capital grancanaria.

El vuelo JK5022 de la compañía Spanair se estrelló el 20 de agosto de 2008 en el aeropuerto de Barajas cuando intentaba despegar, dejando un trágico balance de 154 muertos. La Justicia archivó el caso Spanair en la vía penal y derivó a las familias hacia la vía civil, pero una parte de las familias se niegan a ser indemnizados por Mapfre mediante los mismos baremos que se aplican los accidentados de tráfico. Las indemnizaciones ofrecidas a familias que perdieron el 20 de agosto de 2008 a miembros menores de edad no llega ni a cincuenta mil euros. Las familias agrupadas en torno a la asociación de víctimas del JK5022 que preside Pilar Vera recalcan a todo el que quiere escucharlos que su batalla no es por el importe de las indemnizaciones, sino por la dignidad de las personas que perdieron la vida en el accidente aéreo de Barajas y por la seguridad del transporte aéreo.

Entre los manifestantes de este martes se encuentra el primer presidente de la AVJK5022, Federico Sosa, que perdió a una hermana, un cuñado y dos sobrinos en el accidente. Sosa había pasado toda la mañana del día anterior en el banquillo en el juzgado de lo Civil número 10 de Las Palmas, en la vista por la demanda de protección del honor, con reclamación de 6.000 euros, que presentó contra la asociación el abogado Alberto Hawach, cesado por Sosa como representante legal de los afectados por pérdida de confianza.

Tags JK5022

Share this post

No comments

Add yours