Viernes negro en la playa del hotel Marhaba en Túnez

Share this post

La cadena española Riu no ha podido precisar todavía el número exacto de sus huéspedes que se vio afectado por el brutal atentado en la playa situada ante el hotel Imperial Marhaba de Túnez, donde varios terroristas jihadistas sembraron el pánico y dejaron cerca de cuarenta víctimas mortales. En respuesta a clientes que le expresan desde ayer su solidaridad y también su agradecimiento en las redes sociales, Riu sostiene que la seguridad es su prioridad y que está analizando la situación para ofrecer el máximo nivel de protección a sus huéspedes en sus instalaciones. La cadena de origen mallorquín tiene diez hoteles en Túnez, diez de ellos en Port El Kantaoui, junto a la localidad de Susa, donde se produjo el atentado.

El terrorismo jihadista asestó este viernes un golpe letal al turismo en Túnez con el atentado registrado en la mañana de este 26 de junio en la playa situada ante el hotel Imperial Marhaba de la cadena española Riu, donde un hombre armado que llegó al lugar en una embarcación disparó contra los turistas y dejó un reguero de sangre y muerte, con cerca de cuarenta víctimas a falta todavía de la confirmación oficial de la cifra definitiva. La cadena Riu se vistió este viernes de luto para expresar su solidaridad a las víctimas y a sus familias. Su última nota oficial sobre el atentado, que fue casi simultáneo a los registrados este viernes negro en una planta industrial francesa y una mezquina de Kuwait, señala que el hotel se encontraba al 77 por ciento de su ocupación y alojaba a 565 personas en el momento en que se produjo este sanguinario asalto.

El Riu Imperial Marhaba es un hotel de cinco estrellas todo incluido situado en primera línea de mar en Port El Kantaoui, en una zona de playas kilométricas situadas a pocos kilómetros de Sousse (Susa), una localidad que la propia Oficina de Turismo de Túnez denomina como ‘La Perla del Sahel’. El hotel cuenta con 366 habitaciones y está situado cerca de otros dos hoteles también operados por la cadena Riu en la misma zona. En total, la cadena hotelera de origen mallorquín gestiona diez hoteles en Túnez, que suman un total de 3.586 habitaciones.

Riu, que expresó hoy su solidaridad con las víctimas y sus familias, ha señalado en su última comunicación oficial que todavía no puede determinar con exactitud cuántas personas murieron en el atentado terrorista registrado en la misma playa del hotel Marhaba. Mientras las autoridades tunecinas trabajan en la zona y los huéspedes son atendidos, “no es posible por el momento confirmar la nacionalidad de las víctimas, así como tampoco la cifra oficial final”.

La cadena hotelera ha confirmado que los huéspedes del Imperial Marhaba proceden mayoritariamente del Reino Unido y de otros países centroeuropeos. “Queremos trasladar nuestras más sinceras condolencias a las víctimas y sus familiares, a la espera de poder saber más al respecto”, subraya Riu, que hoy ha vestido de luto todos sus perfiles en las redes sociales en señal de duelo por el brutal asalto de la playa tunecina.

Este atentado en Port El Kantaoui supone, además de la dolorosa pérdida de vidas humanas, un nuevo mazazo a un país amable y acogedor cuya economía se basa en el turismo y que ya acusó un gran impacto hace muy pocos meses durante el asalto del pasado 18 de marzo al Museo del Bardo, en la capital del país. Túnez, que combina grandes playas con hermosísimas áreas de desierto jalonadas de oasis y una importante riqueza patrimonial ligada a su vínculo de hace siglos al imperio romano, ha sido históricamente uno de los destinos mediterráneos favoritos de decenas de miles de europeos por su buen clima, su gran belleza y la amabilidad de sus ciudadanos.

 

Share this post

No comments

Add yours