El ordenador más veloz, amistad y diversión…son los ‘teleperos’

Share this post

Texto y fotografías Rosa Cárdenes (@rosacardenesd)

Tenerife Lan Party reúne durante seis días a una multitud de jóvenes aficionados a los videojuegos, Internet, las redes sociales e innovación llegados de toda España para asistir a un festival tecnológico que nadie quiere perderse

 

A las 10 de la mañana ‘el gallo metalero’ y su música a través de la megafonía avisa a los que han pasado la noche en el Recinto Ferial que comienza la jornada y que se abren las puertas un día más. Afuera una multitud de jóvenes hace cola para entrar en el que se ha convertido en uno de los eventos tecnológicos más importantes del país, Tenerife Lan Party, y ellos son los ‘teleperos’.

Un total de 2.000 entradas se agotaron en minutos cuando se pusieron a la venta para este evento organizado por el Cabildo de Tenerife, en colaboración con Innova 7, que desde que comenzó el pasado martes ha tenido 33 millones de impactos en redes sociales, según indicaba este sábado la organización. Tenerife Lan Party se ha superado una vez más pues en esta edición cuenta con una velocidad de conexión a Internet de 30 gigas, la mayor de las que ha habido hasta ahora en un evento de tales características.

Lan Party es un atractivo para los jóvenes aficionados a los videojuegos, la electrónica, la tecnología y las redes sociales, que se zambullen durante casi una semana en el ordenador para descargar juegos y series, participar en los diferentes concursos y competiciones, o asistir a los talleres y charlas; para hacerlo posible, la organización desplegó más de 150 kilómetros de cable. Además, edición tras edición, se ha convertido en punto de reunión de grupos de amigos que aprovechan este entorno para encontrarse, una vez más, en el ambiente que más les gusta y entre ordenadores.

José Yeray González Mucke viene solo de Mogán, Gran Canaria, para encontrarse con un grupo de jóvenes con los que hizo amistad en la edición de 2011; desde entonces no ha faltado ningún año. Este joven canario-alemán, que se mueve divertido por el Recinto Ferial acompañado de un peluche de alpaca que adquirió en Hamburgo, se considera friki y le gusta ese término, “siempre y cuando no sea utilizado en tono despectivo”, dice.

Muchos de los asistentes a Lan Party acuden cada día al Recinto Ferial, pero otros, que llegan de distintos lugares de Tenerife, de otras islas, como José Yeray, o de la Península, pasan las noches en las casetas de campaña, en la zona de descanso habilitada por la organización, previo pago de 15 euros. Pero también hay quien ya ha pagado 45 euros por la entrada y quiere ahorrarse ese gasto, así que pasa la noche en el recinto durmiendo en colchonetas debajo de las mesas de los ordenadores. De esta forma no se pierden ni un minuto de lo que consideran “una gran experiencia”.

“Desde el martes hemos dormido cuatro horas por día; nos acostamos sobre las seis de la mañana para levantarnos a las diez, cuando nos despierta el gallo metalero”, dice Sara Padrón, una joven de Santa Cruz que asiste por primera vez con grupo de ocho amigas y amigos a este evento, y al que volverá el año próximo pues dice estar encantada.  Sus compañeros Raúl Medina y Omar Caballero, también de Tenerife, relatan que es “un lujo” tener Internet a gran velocidad. “He descargado la última temporada de Juego de Tronos, de 10 capítulos, en tres minutos”, señala Omar, que viene cada año desde La Laguna.

En otro lado del Recinto Ferial, y dentro del espacio habilitado para el público, pasean cuatro amigos de Gran Canaria. Son las hermanas Desi y Guaci Jiménez, que desde hace cinco años viajan a Tenerife desde Maspalomas. Este sábado van ataviadas con la ropa de los personajes de Juego de Tronos, en el que competirán unas horas después, mientras que Andrea López y Dani Artiles, de Vecindario y Telde, muestran divertidos sus ropas de Wally. Los cuatro llegaron ayer a la isla, se hospedan en un hotel cercano al Recinto Ferial y coinciden en la “magnífica” organización de Tenerife Lan Party.

El grupo de amigos de Marta Rodríguez y Andrés Lorenzo ha hecho un descanso y, alejados de los ordenadores, juegan un rato a las cartas. “Lan Party es súper divertido, se nos ha pasado la semana muy rápido y ya tengo ganas de que llegue el año que viene para volver”, comenta esta joven, asidua al karaoke que la organización montó en una de las terrazas del Recinto Ferial y donde casi siempre hay cola para salir a cantar.

Algunos jóvenes, como Leo y Raúl, vienen de más lejos. Estos participantes, procedentes de Asturias, se muestran entusiasmados con la experiencia que acaba mañana. Este es su primer año y dicen que piensan repetir.

Muy cerca de ellos se encuentran Jonay y Rafa, de Los Realejos y La Laguna, jugando a Fifa 14 mientras hacen un descanso. Ellos forman parte del grupo de personas que atienden al público en los stands de empresas y entidades que participan en Tenerife Lan Party, en este caso en el espacio sobre robótica educativa de la Universidad de La Laguna. Cuentan que es la primera vez que asisten y que no será la última.

Es esta zona abierta al público e independiente de la gran sala de ordenadores por la que pasaron, en la última edición, en torno a 38.000 personas. Este año ha tenido como novedades TLP Kids, un espacio dedicado al uso de la tecnología para niños y adolescentes; TLP Startups, donde empresas innovadores exponen sus desarrollos, o TLP Media, un lugar de reflexión sobre comunicación y tecnología.

La presencia este sábado de numeroso público, además de los participantes, el entusiasmo y el ambiente que se respiraba en el Recinto Ferial de la capital tinerfeña, hacen presagiar que Tenerife Lan Party ha cubierto este año sin duda las expectativas, convirtiéndose una vez más en un gran festival sobre las tecnologías.

 

Share this post

No comments

Add yours