Gran Canaria y sus volcanes, un destino para el turismo científico

Share this post

¿Existen volcanes dormidos en Gran Canaria? Esta es una de las líneas de estudio de un trabajo conjunto entre varias universidades que se centra en la investigación sobre paleovolcanes en la isla y pretende contribuir a la difusión de los principales descubrimientos geológicos de Canarias.

Mediante la elaboración de guías interactivas multiplataforma y en la línea de estudio de la ‘App’s CanaryGeoroutes’, la investigación busca promocionar las Islas como destino turístico científico de primer rango a escala internacional, una alternativa en auge para complementar el tradicional turismo de sol y playa. Un ejemplo de ello es la guía interactiva Georruta Transgrancanaria, disponible ya en Google Play. Esta aplicación, heredera de Explora Gran Canaria, se centra en el patrimonio geológico de la isla.

Los resultados de este trabajo han permitido restituir la morfometría del volcán Roque Nublo y el de sus ancestros: el volcán Fataga y el volcán en Escudo. Y es que la historia geológica de Gran Canaria es una sucesión de volcanes en el tiempo y cada uno de ellos ha dejado en el paisaje una huella que lo inmortaliza. El Roque Nublo, por ejemplo, llegó en tercer lugar, después del volcán en Escudo y del volcán Fataga, en cuya caldera creció anidado. Todavía hoy se reconocen grandes bloques en Ayagaures, Arguineguín y Jinámar e incluso mar adentro, a más de 15 kilómetros de la costa.

El estudio se realiza en la actualidad por los Institutos Universitarios de Oceanografía y Cambio Global (IOCAG) y de Matemática Aplicada (IUMA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) bajo la coordinación del doctor Jorge Yepes. Participan también investigadores del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV) de Italia y de la Universidad Eotvos Lorand de Hungría. Forma parte del Proyecto de investigación titulado Georruta Transgrancanaria, financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

Share this post

No comments

Add yours