Davinia Arbelo: “Hemos hablado con gente con miedo en la cara y en las manos”

Share this post

Artículo de opinión de Davinia Arbelo, concejala electa de STB Puede, sobre el Plan General de Ordenación Supletorio de San Bartolomé de Tirajana

 

En nuestro archipiélago ha habido un pacto regional entre partidos sobre el modelo de turismo a desarrollar y a costa y en beneficio de quien hacerlo. Esta cuestión lleva gestándose desde hace años con la convicción de estar ante el diagnóstico único correcto y por tanto con el silencio y connivencia de todas las fuerzas del escenario político canario. Ese silencio también se siente aquí, en San Bartolomé de Tirajana.

Un grupo de vecinos se acercó a nosotros. Entre ellos, no vimos propietarios aburguesados incapaces de comprender hacia dónde tiene que caminar nuestro modelo de turismo, egoístas, insolidarios, inversores de los 70 que quieren vivir a costa de la salud de nuestro turismo.

Por el contrario vimos un colectivo muy heterogéneo. Entre los afectados hay familias endeudadas con los bancos que les concedieron las hipotecas; familias con niños que utilizan sus casas como primera vivienda porque para ello la adquirieron, sin que nadie les explicase nada de usos turísticos o residenciales o les sugiriese estar haciendo algo que no debían; ancianos que han criado en esos apartamentos a 5 y 6 hijos y otros tantos nietos y que viven ahí antes de que algunos políticos nacieran. Hemos hablado con gente con miedo en la cara y en las manos, impotencia y dolor, muchos no saben de qué les hablas cuando hablas de usos, PGOs o Decretos. Hemos hablado con propietarios que no usan su propiedad como primera vivienda, pero que arriendan o explotan legalmente y que ven como quieren quitarle el sustento económico del que disponen legalmente y como fruto de su esfuerzo, trabajo e inversión (aclarar que en este punto no toleraremos que se hable de pillos, evasores o delincuentes, porque no se puede regular partiendo de comportamientos desviados de la norma).

Nosotros, más allá del diagnóstico; de si es certero o no y del modelo que se propone para avanzar (en lo que también entraremos a su debido momento), entendemos que, una propuesta cocinada a puerta cerrada entre políticos y empresarios, que

  1. Ningunea y criminaliza al titular último de la propiedad, que, a diferencia de lo que se cree, hace un uso residencial, absolutamente legal, de su vivienda
  2. No contempla la función social de la vivienda y no repara en alternativas habitacionales ni indemnizaciones
  3. Opta por la concentración de nuestra principal fuente de riqueza en manos de unos pocos

ni soluciona el problema de fondo, ni debe implementarse en ningún caso.

No obstante, lo valioso del momento es la (re)apertura de este debate a la ciudadanía, un debate que hasta ahora se había mantenido al margen de la gente.

No voy a hacer mención a las últimas declaraciones del alcalde porque ha necesitado muy poco tiempo de mi experiencia institucional para perder todo mi respeto. Efectivamente, tras su intento de ningunear nuestra acción política, han tenido que ser otros los que nos cogieran el testigo de la apertura de este debate. Ha sido Fernando Castellano, gerente de Gesplán, quien hace cinco días reconocía en una entrevista concedida a Espejo Canario que el PGOs de San Bartolomé de Tirajana nace asumiendo plenamente este proyecto de desresidencialización y reconducción de los usos mixtos, y mandaba el mensaje “tranquilizador” a la ciudadanía de que es por el bien de todos y se hará despacito.

Por nuestra parte, volver a animar a los afectados, y a todo aquel que piense que esto es una injusticia y un atentado a los derechos legítimos de las personas, a que presenten alegaciones al Plan General de Ordenación Supletorio de San Bartolomé de Tirajana, reivindicando que se reconozca en el mismo, el uso real que se ha venido dando a la parcela en la que tienen la propiedad, la verdad, nada más y nada menos (Residencial, Turístico o Mixto). Que se organicen con sus propios vecinos o contactando a otros afectados. Esto es importante, porque si no se alega, se expresa conformidad y llegado el momento, si no se agotó la vía administrativa, no se podrá recurrir a la judicial.

Davinia Arbelo Almeida
Concejala electa por SBT

Share this post

No comments

Add yours