Lanzarote estrena el primer museo bajo el mar de Europa

Share this post

El Museo Atlántico consiste en un conjunto de esculturas del autor británico Jason DeCaires Taylor que empezará a sumergirse este domingo junto a Playa Blanca a 15 metros de profundidad

 

La isla de Lanzarote avanza desde este domingo 31 de enero en la configuración del primer museo bajo el mar de Europa, al iniciar el hundimiento de un conjunto de esculturas del autor británico Jason DeCaires Taylor que podrá disfrutarse buceando, pero también a simple vista desde la superficie cuando las condiciones del mar lo permitan. Este original Museo Atlántico (mira sus primeras imágenes en vídeo) será el tercero del artista tras el Parque Subacuático de Esculturas ya existente en la isla caribeña de Granada y el Museo Subacuático de Esculturas (Musa) realizado en Cancún, México. El proyecto fue aprobado en 2014 por el área de turismo del Cabildo de Lanzarote y pretende estimular de forma conjunta las actividades turísticas de buceo y al mismo tiempo el ecosistema de la zona, dado que la presencia de las esculturas animan la vida subacuática.

El acto de hundimiento de las primeras esculturas (mira cómo se realizó en este vídeo) fue convocado para este domingo en el puerto de Marina Rubicón, en Playa Blanca, Lanzarote y requirió una singular logística para el traslado y depósito en el fondo del mar de las obras realizadas por Jason DeCaires Taylor. Cuando el proyecto fue aprobado, el organismo impulsor de la idea, el consejo de administración de los Centros de Arte, Turismo y Cultura de Lanzarote, ya anticipó algunas de las características de las obras a exponer en el museo subacuático. Así, se explicó que el autor realizaría las esculturas a partir de los moldes tomados de ciudadanos reales de Lanzarote como referencia. Una vez obtenidos los moldes, las obras se han ejecutado con cemento de primera calidad capaz de sobrevivir 300 años bajo el agua del mar y sin elementos metálicos ni corrosivos que afecten al medio ambiente, según enfatizó el órgano que aprobó el proyecto.

El área escultórica se situará en una superficie de 2.500 metros cuadrados de lecho marino, aunque según las previsiones solo ocupará realmente el 15% del área. La zona elegida es un espacio marino cercano a Las Coloradas, en el municipio de Yaiza, cuya selección se realizó sobre la base de tres factores: no se trata de un área protegida, está al abrigo de grandes corrientes marinas y tiene un lecho arenoso prácticamente plano que facilita la colocación del conjunto escultórico. Otros factores que contribuyeron a la elección fue la calidad y transparencia de las aguas, que según los promotores del proyecto permitirá ver las esculturas desde la superficie cuando el mar esté en calma, así como la proximidad de una instalación portuaria y la inexistencia de caladeros de pesca ni de especies que requieran protección.

En su día, el consejo de los centros turísticos lanzaroteños ya subrayó que otras instalaciones análogas, como el museo subacuático de Cancún, en México, estimularon la presencia de corales, peces y crustáceos alrededor de las estatuas de cemento sumergidas, como habitualmente ocurre con los barcos hundidos que finalmente se convierten en un estímulo de la vida submarina. Este Museo Atlántico, cuya preparación ha requerido casi dos años de trabajo, se financiará con una aportación de 800.000 euros por parte del Gobierno de Canarias, cuya consejera de Turismo y Cultura, María Teresa Lorenzo, estará este domingo presente en el acto de hundimiento de las esculturas junto al presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés.

Jason DeCaires Taylor, de padre británico y madre oriunda de Guyana, nació en 1974 y creció entre Europa y Asia. Dedicó mucho tiempo de su infancia a conocer arrecifes de corales de Malasia. El joven Jason se graduó en 1998 en el London Institute of Arts y posteriormente se convirtió en instructor de buceo y en experimentado fotógrafo subacuático. El cruce del arte y el mar le convirtieron en un escultor especializado en esculturas subacuáticas, cuyo trabajo pretende llamar la atención además sobre la conservación de los medios marinos frágiles. Su museo subacuático de la isla de Granada fue incluido en el top de los 25 rincones más maravillosos del mundo de National Geographic.

En  este otro vídeo, realizado por Miguel Morales para los Centros de Arte, Turismo y Cultura de Lanzarote, puedes ver cómo se ha realizado el modelado de las figuras por parte de Jason DeCaires Taylor a partir de modelos humanos de Lanzarote y cómo explica el artista la composición de las esculturas para que no agredan el medio marino.

Share this post

No comments

Add yours